Solo quiero bailar contigo toda una vida

Todo comenzó un típico día de Agosto previo a San Lorenzo en Huesca. Todo transcurría con total normalidad, salvo por una cosa. Ese día dos jóvenes enamorados decidieron  que el 6 de Agosto celebrarían su boda, su enlace, la confirmación de su matrimonio.

Iñaki, natural de Navarra, escogió mudarse de ropa en el Hotel Abba de Huesca, estaba nervioso y solo hacía que bailar y moverse de un lado a otro de la habitación. Él es profesor de baile y en todo momento hizo notar su verdadera vocación, Bailar.

Elena, natural de Huesca, prefirió pintarse y ponerse ese precioso traje blanco de novia. Gracias  las chicas de Laysa centro de estética en Huesca, la dejaron perfecta. Elena también estaba nerviosa y conforme se acercaba el gran momento se podía notar en el ambiente. Toda su familia estaba ahí para apoyarle.

La ceremonia transcurrió en el Ayuntamiento de Huesca, fue emotiva, hubo poesía, música, palabras sinceras, emotivas, familiares y como despedida se bailó un aurresku. Nunca habíamos estado en una boda que se hiciera ese tipo de baile, fue muy emotivo y se sintió que no lo se unían dos personas sino también sus raíces, sus anteados, la prolongación de dos árboles familiares.

Finamente, el banquete se celebró en el Hotel Abba de Huesca. Como siempre todo transcurrió en hora y como tienen que transcurrir los banquetes, con risas, cánticos, regalos, una buena comida y sobre todo baile, baile y más baile.

Lo que vamos a ver aqui, no es más que una muestra de lo que sucedió ese día.

Esperamos que os guste.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,