De Huesca a Chía.

Viernes 15 de Julio en Huesca.

A Paula la conozco desde hace muchos años y Rubén es de esas personas que tiene mucha presencia, seguro que si alguna vez te has intercambiado una sola palabra con él, lo recordarás fácilmente.

El día de su boda fue una gran fiesta, no solo celebraban su enlace, celebraban que ese día había ganado el amor. El amor ese día estuvo por encima de todo y eso a los chicos de Esporas Wedding nos encanta.

Paula empezó el día en la Peluquería Ozono, llego tranquila por muy feliz. Luego se cambió en el Hotel Pedro Primero de Huesca. Ahí estaba su prima, su hermana, su madre y todas sus amigas, necesitaba estar con todos sus seres queridos antes de juntarse con el Rubén, el hombre de su vida.

Rubén se cambió en casa de sus padres. ahí estaba sus padres y su hermano. Había mucha felicidad en esa casa, hacían que el trabajo no fuera solo un trabajo, nos hicieron sentir casi como si fuéramos de la familia. La madrina estaba muy emocionada al igual que Rubén pues como he dicho antes, no solo era una boda en Huesca, era la celebración del amor en Huesca.

Paula y Rubén se casaron en la Iglesia de San Pedro de Huesca, un lugar muy íntimo, histórico y con un cierto sabor a edad media. Se dijeron el “Sí quiero” y fuimos caminando tranquilamente al Restaurante Lillas Pastia de Huesca. Todo salió a pedir de Boca. La comida fue excelente, al igual que el lugar y lo mejor de todo. La fiesta.

Lo que vais a ver a continuación, es una pequeña muestra de la boda y de la Postboda en Chía.

Esperamos que os guste.

 

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,